miércoles, 2 de marzo de 2016

ÚLTIMA PUERTA DEL PASILLO


Cualquier discusión termina cuando uno dice “Nada de lo que ustedes dicen se aplica a la realidad del país”. Quienes conversan permanecen callados, dubitativos. Ha caído la guillotina categórica en la nuca de cualquier intención.
La “realidad” es un mensaje inactivo. Sobre todo cuando pensamos que la realidad de todos es una. En el turismo de la conciencia es muy habitual pensar que la pobreza, esa triste realidad de las mayorías, es modificable simplemente con una palmada en la espalda, una foto en Facebook, una consigna que sea tendencia en Twitter y un placebo de ira que tarde una semana en disiparse hasta que venga otro tema de moda.
Pensamos que la realidad de la corrupción en Guatemala es la de ese alhajado mal gusto de quienes se “clavaron” el pisto del pueblo. No. La mafia más poderosa del país no es la que recibe dinero a cambio de hacer algo. El lodo estatal realmente está en el burócrata que recibe dinero a cambio de: no hacer nada; no permitir que se haga nada; no mejorar nada; no dejar que se mejore nada. “Fíjese que yo sé como son las cosas… pero entienda que yo sólo recibo órdenes”.
Es muy difícil comprender que esa “realidad” que corta a destajo las discusiones, es una palabra que sostiene la mediocridad humana en la que estamos disueltos. La realidad significa que aquí la gente manda obedeciendo. La realidad significa que aquí siempre alguien se va a escudar en que sólo obedece órdenes. La realidad significa que es muy bien redituado ser un burócrata verborrágico que siempre responde con un “debería”. La realidad significa que no poseemos más que un par de ideas sin mapa, sin horizonte, sin un compromiso real con la “realidad” que tanto mencionamos.
La última puerta de este pasillo de realidades es el compromiso individual con la justicia. Una justicia que se sostenga en nuestra ética y en aceptar las ideas o posturas que sean opuestas a nuestros valores, siempre y cuando no se apropien ni destruyan la dignidad de otros.

No hay comentarios: