miércoles, 8 de julio de 2015

¿QUÉ NOS HACE HUMANOS?

Qué nos hace humanos? A veces lo más alto y a veces lo más bajo. Puede que sea la náusea. También puede ser la indiferencia. Quizá el cinismo. Así como la ternura o el sacrificio, o la vanidad o la insistencia, o decir palabras como: soledad, silencio, odio, amor, vida, muerte, decisión...

Acaso no llegamos a comprender por completo qué jodidos nos hace humanos. ¿Por qué decimos que una persona es recta? Rectas son las calles, rectas son las líneas que trazamos con una regla, rectos son los edificios, los muros, los postes de luz. Nosotros somos algo movedizo e inconstante, puede que seamos necios en aceptar que no podemos actuar mal contra nadie, pero nunca seremos algo completamente predecible o parejo.

¿Por qué somos humanos? Porque creemos, esperamos, aborrecemos, exaltamos, humillamos, mentimos, esperamos, devolvemos, deseamos, fracasamos, inventamos; nos oponemos, nos toleramos, nos aburrimos, nos encontramos, nos diluimos, nos entendemos; hacemos historias, hacemos libros, hacemos arte, hacemos guerras, hacemos acuerdos, hacemos lo posible, hacemos lo imposible, hacemos llorar de rabia, tristeza, alegría o esperanza.

Humanos como las manchas de sangre en las paredes. Humanos como los puentes. Humanos como las vitrinas en los comerciales. Humanos como los letreros luminosos. Humanos como los perros recién bañados. Humanos como las fotografías en blanco y negro. Humanos como las carpas de los circos. Humanos como los telescopios. Humanos como los ríos contaminados. Humanos como la grama recién cortada.

No somos buenos, somos humanos. No somos malos, somos humanos. No somos justos, somos humanos. No somos perfectos, somos humanos. No somos inmortales, somos humanos. No somos inútiles, somos humanos. No somos necesarios, somos humanos. No somos pureza, somos humanos.

Contenemos todo porque imaginamos todo: los colores en los cuadros, las letras en las páginas, el consuelo en las religiones, la dignidad en la conducta, el valor en los billetes, la voluntad en cada acción, la sensatez y la locura en cada una de nuestras decisiones.

No hay comentarios: