miércoles, 21 de mayo de 2014

PODER

Poder tiene la valla panorámica que tengo enfrente y que anuncia “La emoción del Mundial”. Poder tiene la porra del equipo de futbol y poder tiene el dueño del mismo. Poder tiene el que decide cuál será el titular de portada en los diarios locales. Poder tiene quien esconde la información y poder tiene quien la exagera.

Poder tiene el propietario del único chorro de agua y poder tiene el que se la distribuye. Poder tiene el dueño de la cárcel, aunque también esté preso. Poder tiene el que defiende, tanto como el que ataca. Poder tiene el que desde una tribuna señala el camino del perdón a sus ovejas y poder tiene quien maneja sus finanzas en bancos extranjeros. Poder tiene el que compra helicópteros para prestárselos a quienes muy pronto llegarán al poder.

Poder tiene el narcotraficante y poder tiene el que lo persigue. Poder tiene la pistola cuarenta y cinco que reposa en la cintura. Poder tiene el motorista que abre paso a las camionetas blindadas en medio de una cola insoportable. Poder tiene el terrorista que envía papelitos a través de estudiantes uniformadas pidiendo la cuota de extorsión en una tienda.

Poder tiene la empleada de banco que facilita a rateros el monto cobrado por algún cuentahabiente y poder tiene el dueño del banco que no permite que su marca salga mencionada en la noticia. Poder tiene el chofer de bus que mata a diez pasajeros en un choque y se da a la fuga. Poder tiene el policía que negocia las mordidas para sus jefes. Poder tienen los hijos, los hermanos y los sobrinos de los altos funcionarios.

Pero el poder también lo tiene el que moviliza a diez, a cien, a mil, a un millón para exigir justicia; el que no se deja vencer por la parálisis generalizada; el que no se corrompe; el que acepta que el pesimismo es un asunto de la razón, pero que la acción es un riesgo de la voluntad.

No hay comentarios: