miércoles, 28 de agosto de 2013

GERMINAL

Escribir es traducirse. Traducir las ideas al papel. Intentar ordenar, aclarar y enunciar todo pensamiento. Si tan solo uno pudiera escribir todo lo que piensa durante el día. Si tan solo fuésemos capaces de trasladar al papel todo lo que sentimos. Creo que de esa manera estaríamos resarcidos con la realidad y escribir dejaría de ser una acción de algunos 
privilegiados.

Estoy en Costa Rica. Editorial Germinal publicó mi libro más reciente, Fondo para disco de John Zorn. Juan Hernández mi editor y amigo se dio a la tarea de publicar una compilación de textos escritos sin tener el pretencioso marbete de “obra literaria”, mas bien, son anotaciones a libros, cuadernos hojas sueltas en las que anoté todo cuanto pasaba por mi cabeza. Pienso que si todos tomáramos esa decisión, creo que seríamos más los que escribiríamos.

Estoy profundamente agradecido con Juan Hernández y con su editorial Germinal porque asumió el riesgo de publicar a los autores de la región centroamericana y, no solo eso, también autores de toda Latinoamérica acercando a la región a muchos países del mundo que desconocen que existe Centroamérica. En este momento, estoy en San José de Costa Rica, con varios poetas y novelistas guatemaltecos que llevamos el enorme compromiso de hablar de nuestra literatura: Gerardo Guinea Diez (Premio Nacional de Literatura Miguel Ángel Asturias), Francisco Alejandro Méndez, Estuardo Prado y el autor de estas líneas. Todos publicados por este generoso autor costarricense que ha tomado el compromiso de acercar la literatura contemporánea guatemalteca, con un compromiso que contados editores chapines han asumido. Gracias, Juan Hernández, por tu compromiso, por dar a conocer la región y por  no hacernos sentir que somos una Audiencia de los  Confines, con una literatura aislada del presente y del mundo. 

Espero que estos libros estén pronto en las librerías de Guatemala. Y que sean bien recibidos por los lectores chapines.

No hay comentarios: