miércoles, 10 de julio de 2013

¿QUIÉN LE TEME A SNOWDEN? (HÉROE, VILLANO Y MÁRTIR)

Una noche familiar de cine nos llevó a ver la última versión de Superman: El Hombre de Acero. Una pantalla en 3D y un sonido envolvente puede hacer que cualquier trama mediocre sea todo un acontecimiento. La película, que no fue del todo mala, me reafirmó algo que ya sospechaba: los superhéroes con mallas, botas y calzones ya son un tema superado. 

Acompañando a la segunda generación de este nuevo siglo, me doy cuenta de que los adolescentes tienen más cerca a Edward Snowden o a Julian Assange, que a esos candorosos defensores del confort que representan los bonachones personajes de DC Comics o de Marvel. Tal parece que los villanos antisistema son los que hoy por hoy cautivan la admiración del público adolescente. 
El justiciero personaje enmascarado de V for Vendetta (que podría ser etiquetado como terrorista) es el héroe por excelencia entre los más jóvenes. Aunque se trata de una novela gráfica, su argumento es casi un manifiesto político. V, su personaje principal, utiliza la máscara de un conspirador inglés del siglo XVI (Guy Fawkes) y con ella viste a todo un movimiento que busca derrumbar las bases oxidadas del conformismo y la dictadura. Del papel pasó al cine y del cine pasó a un extraño plano de realidad; hoy en día la máscara del protagonista es el emblema de un movimiento que se autodenomina anonymous, un grupo que desde lo colectivo o desde lo individual utiliza sus conocimientos en tecnologías de red para boicotear a cualquier gobierno, grupo o consorcio empresarial que atenten contra la libertad de expresión o contra los derechos humanos. 

Con todo esto y como un resultado evidente de esta época, tenemos a Edward Snowden, un exmilitar especialista en informática, que lleva semanas varado en el Aeropuerto de Moscú, junto a su muy polémico equipaje. Sin lugar a dudas, el hombre más vigilado sobre el planeta. Algunos países latinoamericanos ya le ofrecieron asilo. El conocimiento es poder y todos quieren el poder de Snowden. La claridad de que no existe privacidad ni lugar seguro y de que hay ojos que no se cansan de estarnos vigilando. Snowden está en el indeseable papel de héroe, villano y mártir.

No hay comentarios: