miércoles, 27 de febrero de 2013

EL FUTURO EMPEZÓ AYER


El futuro existe en el horizonte de los guatemaltecos, pero siempre tomamos la ruta más larga. De eso que reincidamos en nuestra más insistente premisa: nuestro pasado es nuestro presente y nuestro futuro seguirá siendo nuestro pasado. 

Algo sucederá esta tarde en el Centro Cultural Luis Cardoza y Aragón (8a. calle y 2a. avenida zona 10 ); en ese lugar querido, en ese lugar amigo, se lanzará  la primera edición de un libro fundamental: El futuro empezó ayer. Una panorámica de la literatura guatemalteca que  toma a los autores publicados desde  el año 1996 hasta el 2011. Una antología que, a diferencia de muchas otras,  se ocupó de convocar a una muy heterogénea lista de académicos, de ensayistas, de narradores y de poetas, dando como resultado un documento babélico.

Leer el trabajo realizado por Carmen Lucía Alvarado y Luis Méndez Salinas con el apoyo de la Unesco, hace que valga la pena quedarse en un país como Guatemala. En una sociedad chapina que aborrece la crítica, la imaginación y el pensamiento. En una sociedad de centros comerciales rebalsando de zombis; en una sociedad en la que nuestros representantes políticos son capturados portando armas ilegalmente en el extranjero; en una sociedad donde los chicos de catorce años viven del sicariato usando mini-uzis que ni la misma policía tiene; en una sociedad donde dejan bebés muertos en los baños de los restaurantes de comida rápida... 

Celebro este libro que concluye uno de los esfuerzos culturales  más dignos que se han realizado en la última década. Autores jóvenes que ya tienen sus lectores jóvenes. Buenos escritores que no son los mismos que tienen las misses y los candidatos presidenciales en la punta de la lengua cuando se ven allanados en su ignorancia. En El futuro empezó ayer posiblemente usted no encontrará a Miguel Ángel Asturias, pero estoy seguro de que al leerlo hallará textos  vivos, que sangran y palpitan, que hablan desde lo claro o desde lo oscuro de nuestras conciencias.

No hay comentarios: