miércoles, 5 de diciembre de 2012

PEQUEÑO DICCIONARIO CHAPÍN NO ILUSTRADO


Aquí se ven muertos acarrear basura: Curiosa sentencia que apela a no asustarse ante lo inexplicable. Puede ir desde las realidades cotidianas de vergonzosa irracionalidad, hasta la reacción colectiva frente a algo intrascendente. Por ejemplo: En Guatemala es más fácil que destituyan  a un funcionario público por el rumor de infidelidad, que por actos comprobados de robo o asesinato. 

Más vale perder por chucho que por lento: Alocución popular que reduce a unas cuantas palabras lo más agresivo de la ley de la oferta y de la demanda. Es mejor perder todo por conseguir más, que perder todo por ser cauto. Esto puede desplazarse de lo económico, político y laboral; hasta las relaciones humanas en sus manifestaciones más íntimas.
  
A falta de pan... tortilla tiesa: Ante la carencia hay que  tomar lo que exista a la mano sin desdeñarlo. Este dicho popular es clave para entender cómo se da la negociación entre los gobiernos y los grandes capitales internacionales. 

Asustar con el petate del muerto: Enumerar las catástrofes que atraerá el no acceder a un chantaje. Asumir que de no seguir la tradicional línea de acciones el resultado será la debacle. Habitual método de coacción usado por conservadores que temen el ascenso de ideas nuevas.  

El coche más trompudo siempre se come la mejor mazorca: Imagen que hace referencia a  los tiempos y a las situaciones actuales en las que los reconocimientos y privilegios no son para las personas con méritos, sino para aquellos que se adaptan con habilidad en el común actuar  de oportunismo, de traición y demagogia.

Qué saben los coches de comer dulcitos: Otra espontánea referencia al marrano guatemalteco. Alude directamente a aquellos que no encuentran gusto por cosas que no sean meros asuntos vulgares. Oración que sirve de consuelo para la gente culta y solitaria cuando descubre el multitudinario  público que tiene la mediocridad.    

A mí no me dé, póngame donde hay: Credo que ha llevado a muchos políticos  guatemaltecos del poder absoluto a la cárcel. El corrupto que usa este término desconoce aquella premisa de que  lo único bueno que tiene el poder es  que también se acaba.

1 comentario:

Esclavo Moderno dijo...

Gracias por hacerme recordar esos dichos de nuestra bella tierra. Saludos.