miércoles, 23 de febrero de 2011

ALTERNATIVA, ROCK Y GUATEMALA

Desde el viernes pasado se está exhibiendo el documental “Alternativa: La historia del rock en Guatemala” en dos cines de la ciudad. Esta realización de Jorge Espaderos y Vinizzio Rizzo ha provocado diversos comentarios por parte de periodistas culturales, fans y especialistas. Se trata de un valioso documento visual que registra la historia contemporánea de nuestro país, paralela al surgimiento y entronización de un fenómeno contracultural que, como cualquier otra manifestación original y libertaria, ha sufrido la persecución política de nuestros gorilas-gobernantes y su casi exterminio a manos del paleolítico monopolio radial guatemalense.

En lo personal, ver este trabajo de Rizzo y Espaderos me hizo comprender muchas cosas acomodadas al fondo de mi memoria. Pertenezco a una generación, la Generación X, aquella que emergió durante la década del noventa en un país que parecía buscar una ruta esperanzadora a través de la firma de los Acuerdos de Paz, pero que se dio contra el muro de las enormes incongruencias políticas de sus improductivos líderes. Encontrarme de nuevo con los rostros de los amigos –ahora en pantalla gigante- hablando acerca de su entrega a un movimiento con identidad propia. Una identidad que no deja de incomodar a los más reaccionarios, porque es evidente que en un país que fue diseñado para ser un cuartel, un peludo inconforme siempre es y seguirá siendo una desagradable presencia. La lección que me deja este trabajo es que la lucha del movimiento roquero es igual a la de cualquier otro movimiento social: hacerse visible para seguir existiendo. Existiendo al margen de la descalificación malinchista, de la mediocridad del mercado local y de la marginación e indiferencia de las autoridades.

No hay comentarios: