miércoles, 8 de septiembre de 2010

NORMALIDAD GUATEMALENSE

Una peligrosa epidemia ha sido recientemente diagnosticada, se le llama normalidad guatemalense, si su sociedad presenta alguno de los siguientes síntomas debe ser tratada inmediatamente, es progresiva y puede ser letal:

1. Universitarios con la cara cubierta pasan semanas sin permitir el acceso a los estudiantes y a los empleados de la universidad nacional. Las autoridades asumen su incapacidad de resolver el problema apelando a que se ven rebasados por el deterioro de su propia institución: normalidad guatemalense.

2. Luego de días de intensas lluvias muchos poblados lucen como si hubieran sido destruidos con una bomba atómica. La situación se repite año con año, vez con vez, como en un eterno dejavú, mientras las instituciones encargadas de prevenirlo parecen actuar únicamente durante la publicidad de la emergencia: normalidad guatemalense.

3. El señor que veíamos dando declaraciones enérgicas contra el crimen organizado y resguardado por un grupo de malhumorados guardaespaldas, resulta siendo, años después y a la luz de las investigaciones hechas en el siguiente gobierno, una pieza clave para los carteles de la droga en la región: normalidad guatemalense.

4. Todos conocen las zonas de riesgo asediadas por las pandillas, todos saben que las extorsiones telefónicas son dirigidas desde la cárcel, todos predicen los tramos carreteros en los que serán asaltados, pero nadie mueve un dedo para salir de tal situación de terror: normalidad guatemalense.

5. Partidos políticos que luego de ganar una elección presidencial desaparecen. Funcionarios que al perder las siguientes elecciones terminan cumpliendo condena en cuarteles del ejército junto a la cúpula de poder de gobiernos anteriores: normalidad guatemalense.