miércoles, 23 de junio de 2010

FUTBOL EN PROSA

Se dice que el Mundial de Futbol es la mejor cortina de humo para desviar la atención acerca de temas importantes. Que nadie escucha ni piensa ni opina acerca de nada que no sea fútbol. Que durante esta época las calles de la Ciudad de Guatemala parecen un pueblo de zombis.

¿Qué puedo decir personalmente acerca de este deporte tan provisto de anti-intelectualismo y de melancolía? La verdad, no sé. Es posible que el fubol esté asociado a los mejores y a los peores recuerdos de mi infancia. De niño yo no soñaba con escribir, yo quería ser Maradona. Durante el mundial memorizaba con mis compañeros los nombres ilegibles de futbolistas rumanos o cameruneses y asistía, en cada partido, a una suerte de curso involuntario de geopolítica. Todavía vi jugar a la Unión Soviética y a los antiguos países socialistas, claro, ante la prudencia ideológica de los comentaristas de la televisión nacional. Fui testigo de la derrota de los ingleses a manos de Argentina como parte de un reclamo histórico ante la guerra de las Malvinas. Estuve al tanto de las dictaduras, y demás miserias existentes en los países de Latinoamérica o del Medio Oriente, cuando la cámara mostraba esos ancianos militares rodeados por guardaespaldas que observaban al equipo de su país con cierta distancia. Años después también fui testigo de la xenofobia, cuando Zinedine Zidane agredió a un neofascista jugador italiano que le recordó su origen no-europeo durante el partido de la Final de Alemania 2006.

Desgraciadamente la realidad está presente en todos lados. Pero la fascinación que tenemos por el futbol en los países pobres, es precisamente esa, sentir que mientras no se detenga esa pelota, somos capaces de cambiar nuestra historia.

3 comentarios:

Pimpf dijo...

Es que el fútbol no deja de ser un claro reflejo de la realidad, de ahí que a veces nos olvidemos del resto, en el fútbol hay sobre todo pasión, paises ricos, pobres, economía, política, y hasta moda. Es algo muy completo que el que no lo vive ya sea como jugador, entrenador o simple aficcionado no sabe bien lo que se pierde.

Bicos Ricos

BENHUMEA dijo...

Uff Chucho este en especiales un tema complejisimo creo yo, personalmente creo que no tiene chiste correr 90 minutos detras d euna pelota, y al mismo tiempo me complace tanto mirar un partido de mi seleccion y desgastarme el "garganton" al ritmo d eun gooool¡¡¡¡ que se que disfrutan todos mis compatriotasm es inegable que las cosas estan pesimas al grado de que aca en Mexico casi se paran labores cada vez que juega mi querido Mexico, les ilusiona mucho mas que enterarse que Carlos Monsivais fallecio¡¡¡ te imaginas... llegamos al grado en el que dios me libre de morirme en un mundial pk nadie me llorara¡¡¡.

Los sistemas gubernamentales se apoderan de este estado catatonico de la sociedad para hacer de las suyas, no se tu, pero yo te cuento que aca en Mexico en el lapso de estos dias ha subido el precio de la gasolina dos veces¡¡ y nadie dice nada....

Un beso. Te leo.

Juanito dijo...

ya lo dijo una niña. "Pobre Mexico tan cerca del futbol y tan lejos de Dios". Pero el fut es identidad
Cualquier pais ahora trata de ser o estar en la contienda. Es un circo que el pueblo necesita. Muestreme a alguien que no le guste el fut y le mostrare MILLONES que les gusta. Si murio Monsivais pero de cualquier manera iba a fallecer y la comunidad literaria (a la cual no creo que le guste el fut) fue a verlo y a llorarlo. Si no quieren participar no lo hagan, nadie los obliga, y la forma de expresarse esta bien. De cualquier manera la cosas se dan o no. El momento es y esta si algo pasa y es un evento que marca a la humanidad eso va a ser mas seguido o publicitado que cualquier otra cosa. En fin estos son mis cometarios
Saludos y respeto