miércoles, 19 de mayo de 2010

A MITAD DE CAMINO

Aquí el taxista hondureño que regresaron de México y que no tuvo de otra que buscarse la vida en Guatemala; no tiene arreglados sus papeles y trabaja con una cédula falsa. Aquí la señora de León Nicaragua que hace la limpieza en un hotel de la Terminal de autobuses; gana seiscientos quetzales mensuales y trabaja de lunes a domingo. Aquí la niña salvadoreña que es mesera de un restaurante de comida china en la 17 calle de la Zona 1; vive en la casa de la dueña que la golpea y la amenaza con denunciarla a las autoridades si no es más cariñosa con los clientes. Aquí el muchacho cubano con una licenciatura en educación y que trabaja de seguridad en una barra show. Aquí los haitianos que nunca se devolvieron a Puerto Príncipe y que deambulan por las calles de Chimaltenango pidiendo dinero o comida sin que nadie les entienda una sola palabra. Aquí la gente de Asia y de África que no encuentran quien les dé un vaso con agua. Aquí los que se quedaron a mitad de camino hacia el sueño americano.
Aquí también se les golpea, aquí también se les persigue y se les explota; aquí también van a encontrar quien les levante la camisa para encontrarle tatuajes para estigmatizarlos como mareros o narcotraficantes; aquí también hay ignorantes que creen que los inmigrantes vienen a quitarnos el trabajo.
Entonces, ¿qué podemos decir acerca de las leyes xenófobas contra los inmigrantes guatemaltecos en Arizona?, ¿será que somos mejores que ellos sólo por ser sus víctimas?

5 comentarios:

shampubrand dijo...

hace unos meses sufro de insomio y con el intruso y chucho chulo colocho, despues puedo dormir bien.
Anne

đäņ г. ğůŧıѐґřęz dijo...

mmmm muy cierto y realista... saludos desde El Salvador

Sort dijo...

Cierto, muy cierto.

La Camarera que cose dijo...

Aqui la camarera que pensaba que Europa sería más abierta que América...

Alvaro Montenegro dijo...

Me sacó un par de lágrimas porque vi que es difícil verse a uno mismo y ver lo negro que vive atrás del pellejo rosado. Saludos Javier.