miércoles, 7 de abril de 2010

QUEDAN MUCHAS COSAS

Nada se hace en vano. Quedan muchas cosas logradas. Un jardín sencillo, pero cultivado con gran esmero: rosales, plantas y flores diversas. Los gruesos tomos de literatura inglesa; las notas al pie en una obra de Shakespeare; los retazos subrayados en los libros de Umberto Eco; los muchos poemas que una vez leídos se transformaron en almas. Queda una casa cálida, el flan de la abuela cocinado a las cinco de la tarde. También permanece la serena generosidad de una sonrisa ancha.
Queda la esperanza puesta en nuevas auroras. El sueño de alcanzar la poesía en el vivir mismo y no sobre las estanterías ni debajo de los escritorios. Queda el compromiso de transformar el mundo desde este país tan golpeado como doloroso y repetir el rastro de tu claridad intelectual y tu ética inquebrantable.
Quedan muchas cosas en tus vecinos que te recuerdan: la señora con quien conversabas en el mercado, tus hijos inmensamente tiernos y el resto de los mortales que movemos las hojas agazapados en el viento de la noche.
Yo realmente puedo decirte muy poco. Te agradezco la amistad transcurrida y la enseñanza de este enorme trabajo que es escribir.
Para Ana María Pedroni (6 de agosto de 1930-27 de marzo 2010): maestra, escritora e intelectual argentina. A la huella imborrable de su paso por Guatemala. Sin lugar a dudas uno de los mejores seres humano que he conocido en la vida. Somos muchos quienes vamos a echarla de menos.

No hay comentarios: