miércoles, 17 de marzo de 2010

PRIORIDADES Y PLACEBOS


-->
El estado y sus prioridades: salud, alimento y educación. El gobierno y sus preocupaciones fundamentales. Pasa el tiempo, pasan las administraciones, pasan las intensiones de desarrollo, pasan los consultores, pasan las enormes inversiones en infraestructura, pasan las discusiones, reafirmaciones, las ayudas internacionales, los discursos en la televisión, las giras de propaganda, las promesas, los encarcelamientos y las persecuciones, pero el estado mantiene siempre sus prioridades: salud, alimento y educación. Los eternos problemas que de solucionarse, acabarían de una vez por todas con la muletilla demagógica de aquellos que no comprenden que “el pueblo” es algo más que un coloso con pies de arcilla dispuesto a venirse encima de ellos.
La gente con hambre no se educa, la gente ignorante no se cura, la gente enferma no trabaja ni produce. Así es como tratar de resolver lo prioritario político, es como un perro que busca morderse la cola. Ninguna de estas necesidades parece resolverse y todos los problemas se amontonan en la puerta sin dejar pasar la solución para ninguno.
Hablar de problemas ecológicos, hablar de cultura, hablar de propuestas para alejar de la violencia a los jóvenes… todo eso puede esperar un siglo sin resolverse. Ponemos siempre lo puntual en lo político. Si se trata de seguridad, saquemos una jauría de sicarios que liquiden a los perros con rabia. Si se trata de hambruna, llenemos estómagos con las sobras que nos quedan. Si se trata de educación, pintemos una escuelita sin escritorios y sin maestros. Si se trata de salud, pongamos más bancas en las salas de espera de los hospitales.
Todos los males urgentes se amontonan en el marco de la puerta. Placebos para grandes males. Somos reactivos a la catástrofe, pero ¿Cuánto tiempo nos dura la indignación? 

4 comentarios:

MarianoCantoral dijo...

En este país vivimos de contradicciones, es nuestra propia y truncada dialéctica. Maquillamos, perfumamos al caos y nos enamoramos de él.

Dorian Lima dijo...

muy bien Mariano

monet dijo...

hablemos de lo que sea... menos de lo que importa, esto no es política es humor, la diferencia que después de los discursos uno se va a su casa con los mismos problemas

Leona catalana dijo...

¿qué son quetzales?