miércoles, 6 de enero de 2010

PRIMERA DÉCADA

Lo que nos dejó la primera década del siglo:

  1. La guerra puede ser televisada. Los adolescentes y los niños de principios del Siglo XXI descubrieron que da lo mismo destruir una escuela, que un búnker. Un asunto de oprimir botones y ver como se levanta la arena del desierto. Una legión de mutilados para que las tropas norteamericanas (jóvenes hispanos, asiáticos, americanos blancos o de color –siempre y cuando sean pobres-), puedan ser glorificadas en los pésimos documentales del History Channel y en las más mediocres películas de Hollywood.

  2. La política no es otra cosa que publicidad. Un mandatario puede convertirse de un mártir defensor del pueblo a un sudoroso dictadorcillo tropical con delirios de trascendencia histórica. Las encuestas de popularidad y los “escándalos de corrupción” son solo mensajes de amor o de odio entre grupos de poder. Los medios de comunicación masiva son el apartado postal.

  3. La muerte del “pueblo”. Tanto “el pueblo”, como “los enemigos del pueblo” son palabras huecas que sirven para darle un barniz de inconformismo a discursos insustanciales. Cada vez que alguien habla para el “pueblo”, es porque no le interesan ni el individuo ni el ciudadano.

  4. La fama en un parpadeo. De los últimos diez años ¿Cuántas de sus películas fueron memorables?, ¿cuántos de sus libros son imprescindibles?, ¿cuántas de sus estrellas mantuvieron el brillo más allá de los 6 meses de caducidad?

  5. Color y poder. Es más fácil ser afroamericano y convertirse en presidente de Estados Unidos, que ser latinoamericano o árabe y hacerse primer ministro de un país europeo.

  6. Buscadores. Gracias al Internet comprendimos que acumular información, no es acumular conocimiento.

  7. Beat it. Resulta que Michael Jackson es el artista más grande de la historia, que la izquierda usa uniformes verde olivo y que los liberales ahora son conservadores.


2 comentarios:

010010100101001010010100101001 dijo...

Ante la problemática de carecer de un término para llamar a la primer década del siglo xxi, yo propongo que sigamos la nomenclatura como hasta ahora: ochen-tas, noven-tas, cero-tes.
crees que pegue?

Don dijo...

Hola

Te invito a que añadas tu sitio a un directorio de enlaces, ingresando tu web conseguirás visitas. Contamos con varias categorías. Te espero en www.dondirectorio.com (pr4)
Saludos
Claudia