miércoles, 1 de abril de 2009

ROJO


¿Cuál es el país que esperamos? Paso las páginas de los periódicos guatemaltecos. La sección de noticias relacionadas con la violencia. Ese tsunami de asesinatos, extorsiones y secuestros que recrudeció en días recientes, dejándonos en la desolación absoluta. La sangre es un suplemento más en los matutinos. Así como existen campañas para apagar las luces durante una hora y con esto aportar una conciencia general ante el problema energético, es muy necesario que tengamos un día –uno solo– dedicado al luto y a la solidaridad con las víctimas de la violencia. Con esto me refiero a que la industria de la sangre sea eliminada de las carteleras de los cines, de la publicidad para las tiendas de armas y de los canales de televisión durante 24 horas. Que los tabloides tengan un tiraje en letra roja y que las fotografías de las víctimas de la violencia no muestren únicamente a un cadáver más, sino a un ser humano que dejó huérfanos, viudas y padres en duelo. Que manifestemos pacíficamente en cada una de las ciudades del país. Y que, por favor, las altas autoridades de Gobierno no minimicen la realidad aduciendo que se trata de ataques políticos dirigidos al partido gobernante, porque somos personas, no meros peones en el tablero del ajedrez político.Tanta noticia funesta nos hace insensibles. Hemos superado el umbral del dolor. Seguimos aterrorizados por el fantasma del conflicto armado, donde pareciera que aniquilaron todo nuestro heroísmo, dejando individuos aislados y conformistas. Criticar sin comprometer-se en acciones concretas es demagogia. Así que pasemos de la demagogia a la acción ¿Cuándo y dónde nos organizamos?, ¿dónde puedo ser útil?

1 comentario:

MarianoCantoral dijo...

Con esto ya empezaste la acción.